Buscar

Montenegrofisher: los creadores de la música original de Sesiones Ch.ACO

Luna Montenegro y Adrian Fisher, pareja estrella en la performance y el video-arte, son compositores de la música para el programa Sesiones Ch.ACO. Montenegrofisher, también conocidos como el colectivo chileno-británico mmmmm, cuentan que para crear la musicalización escucharon el programa varias veces con los ojos cerrados. Así nació una melodía que se divide en tres partes: la “curiosidad”, el “juego” y la “expresión”, mezclando lo electrónico con la voz humana.


Comentan que además de la música, están trabajando con partituras visuales y que durante julio realizarán una residencia en Suiza. “Vamos a mezclar el sonido, la performance, y vamos a crear estas partituras visuales desde un río”, afirman.


ENGLISH VERSION HERE


¿Cómo fue el proceso de creación de la música para Sesiones Ch.ACO?

Luna Montenegro (L.M.): Para nosotros el concepto principal para crear la música fue la idea de entrelazar lo digital con la voz humana. Nos enfocamos principalmente en 3 partes, una fue la "curiosidad" en que trabajamos con notas sostenidas y lo electrónico, otro fue el "juego" que llamamos "joy", donde tiene percusión, una forma de abrazar los contenidos para crear enlaces con la gente, y una tercera parte que llamamos "expresión", que es donde aparece la voz humana.



¿Por qué decidieron participar de este proyecto?

Adrian Fisher (A.F.): I think we were interested in the disciplinary project by multi disciplines, like working with art and universities, and then crossing these dimensions to get a bigger audience, taking out art and galleries space. Also, this gave a more illustrious, more in depth discovery of the idea, to follow the ideas through science and the arts together, to give more multiplicity, meaning, and experience.

Creo que nos interesó el proyecto interdisciplinar, como trabajar con el arte y las universidades, y luego cruzar estas dimensiones para conseguir una mayor audiencia, saliendo del espacio del arte y las galerías. Además, esto permite un descubrimiento más ilustre y más profundo de la idea, seguir las ideas a través de la ciencia y las artes juntas, para dar más multiplicidad, significado y experiencia.


L.M.: Principalmente eso, porque tenemos en nuestro trabajo un amor por lo interdisciplinar y lo transdisciplinar, por lo que nos pareció muy interesante la idea de mezclar ciencia y arte, que también es parte de nuestro trabajo.


¿Qué opinan de los resultados que ha tenido?

A.F.: I think that the music attaches well to the contents, it creates different layers to the program, and then it creates different dynamics within it.

Creo que la música se adhiere bien a los contenidos, crea diferentes capas en el programa y luego crea diferentes dinámicas dentro de él.


L.M.: Para nosotros ha sido súper positivo ver cómo la música se va enredando en los contenidos y fortalece algunos de ellos. La música tiene este poder de acercarse a las cosas a través de lo sensorial.


¿Cuál creen que es el aporte de la música para el programa?

L.M.: Por un lado enfatiza las dinámicas del programa, le da un ritmo, y está esto de acercarse a la idea a través de lo sensorial, eso es algo potente de la música en algún sentido.


¿Qué opinan de la relación entre música e identidad?

L.M.: La música tiene ese poder de crear esa conexión. Nosotros vimos el programa muchas veces y estuvimos pensando cuáles son las cosas importantes o fuertes para nosotros desde la idea del programa y ver, por ejemplo, todo el proceso con los humedales, con el agua, el vínculo con las ciencias y la tecnología. Es por eso que pensamos en esto de trabajar con lo digital y lo humano, lo que se escucha en cosas muy chicas, unos sonidos electrónicos, de percusión, pero luego con esta voz que se acerca al contenido.


¿Cómo ha sido su trayectoria en el mundo musical?

A.F.: We were researching sounds as a practice for many years and that has taken formally different bands, mainly experimental music bands, improvised music, jam sessions, so we organized kitching sessions where we invited different people, artists, musicians, poets and creating sounds together.

Estuvimos investigando los sonidos como práctica durante muchos años y eso ha tomado formalmente diferentes bandas, principalmente bandas de música experimental, música improvisada, tocadas, así fuimos organizando sesiones de kitching donde invitamos a diferentes personas, artistas, músicos, poetas y creando sonidos juntos.


L.M.: Siempre hemos tenido una parte de nuestro trabajo en el arte sónico y que viene desde las perspectivas sonoras, la poesía concreta y el skill recording. Estamos siempre experimentando con posibilidades musicales. Pero lo más importante es que nos gusta la música como una forma de colaboración.


¿Esto tiene que ver con la performance, que es muy predominante en sus trabajos?

L.M.: La performance está en el corazón de nuestro trabajo y quizás viene de las dos cosas, un poco de lo sónico y un poco del texto también. Esas son las dos cosas con las que trabajamos inicialmente para crear obras. Partimos por el texto y el sonido, que después va creciendo en otras formas que puede ser performance, pero también mucho video-arte.


¿Cómo ha sido su experiencia en Ch.ACO?

A.F.: Ch.ACO has obviously grown over the years, but it has always been a place, I mean is an institutional place, but it has been a place where different international galleries, people and artists from Latin America and Europe, and even the US can meet together and discuss and exchange ideas and see the works that are going on in different parts of the world. I think this has been quite an amazing thing.

Ch.ACO obviamente ha crecido a lo largo de los años, pero siempre ha sido un lugar, quiero decir es un lugar institucional, donde diferentes galerías internacionales, personas y artistas de América Latina y Europa, e incluso de los EE. UU. pueden reunirse y discutir e intercambiar ideas y ver los trabajos que se están llevando a cabo en diferentes partes del mundo. Creo que esto ha sido algo asombroso.


L.M.: Personalmente hemos participado varias veces en Ch.ACO de distintas formas, a veces como expositores, otras veces hemos hecho una intervención de arte público, la cual fue potente en nuestra relación con Ch.ACO. Tuvimos la oportunidad de crear esta especie de retrato de la Plaza de Armas, que fue parte de Ch.ACO, en que trabajamos con 35 estudiantes de escuelas de arte y pudimos tomar el trazo de los dedos de 1.000 personas que pasaron por la plaza en un día. Luego tomamos los moldes de estos dedos únicos y los instalamos en Estación Mapocho, lugar donde estaba presente la feria Ch.ACO. Eso fue muy potente en términos de acercamiento a la comunidad y de poder retratar a las personas que pasan por un lugar. Esto se relaciona con la performance ya que a pesar de que al final terminó siendo una especie de escultura, para nosotros fue más una performance, en donde la performance no la hacíamos nosotros sino que la hicieron esas 1.000 personas que pasaron por la Plaza de Armas.


¿En qué están trabajando actualmente?

L.M.: Los principales proyectos son por un lado las clases que estamos haciendo como profesores visitantes en el Máster de Arte en Chelsea College, pero lo principal es trabajar con partituras visuales. Vamos a hacer una residencia en Suiza por dos meses que parte en julio. En esto vamos a mezclar el sonido, la performance, y crear estas partituras visuales desde un río. No se relacionan solamente con la comunidad humana, sino también con la no humana. Vamos a trabajar en base a este río y crear estas formas visuales, junto a seis músicos para interpretar estas formas.


Hablemos, puedes escribirnos acá:

  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro Twitter Icono